sábado, 14 de julio de 2012

Instantánea 37. Al fin, años de bienes (Tercera parte. Desarraigo.)




Y entonces llegó a mi vida otro jovencito  talentoso y osado. Venía también del ICAIC, con un guión del argentino Mario Trejo bajo el brazo. La historia versaba sobre un ingeniero pseudo revolucionario que llegaba a Cuba con una idea romántica sobre la revolución, un hombre  que no lograba entender  sus contradicciones y que finalmente desistía y abandonaba la isla, incapaz de superar su propia inseguridad… Mi papel debía ser el de una arquitecto con firmes raíces en su país y en la revolución.Y entre tan dispares personajes nacía un amor con obvio  final trágico. El joven cineasta era Fausto Canel, el cual tan solo traía como bagaje de experiencias  la realización de dos documentales, “Carnaval” y “Hemingway” y del cuento “El Final”. 













Mi antagonista, si yo aceptaba la propuesta, sería el célebre galán Sergio Corrieri, el director de fotografía, mi ya conocido y admirado Jorge Haydú, que había conseguido maravillas en el medio metraje de Pastor Vega “En la noche”, y completarían el reparto Reinaldo Miravalles, Julio Martínez, Helmo Hernández, José Taín, es decir, un selecto grupo de actores de prestigio. El rodaje se realizaría casi totalmente en las minas de níquel de Nicaro, Oriente, pero aquello no era problema. Como el espectáculo de Tropicana estaba a punto de finalizar solo tendría que rechazar el reenganche que me proponía Armando Suéz y quedaría libre para seguir ese camino cinematográfico que desde niña me había fascinado. Y eso fue lo que hice.

Sergio, Fausto y Haydú vinieron varias veces a Tropicana con el fin de que tuviéramos más  contacto antes de comenzar la filmación. Recuerdo un jocoso comentario de Corrieri referente a mí y al “grand finale” del espectáculo, el cual consistía en una  rueda aspada en la cual  todos los integrantes del show giraban en el escenario a ritmo de rumba. “Yolanda, perdona, pero pareces una sueca bailando”. Sin duda era cierto, entre tanta “mulata sabrosona”. Era cierto que, a causa de  los años de ballet y  los genes alemanes, no se me daba nada bien lo del “saborrrr” cubano y ni de lejos olía lo que era “tener la cintura montada en una caja de bolas”.

A pesar de este no demasiado grato inicio de nuestras relaciones Sergio y yo compusimos, en Desarraigo, una pareja tan convincente que poco después se repetiría a petición de Tomás Gutiérrez Alea.



Ya he comentado en la instantánea 26 lo arduo que fue el trabajo en ese lugar perdido del mundo, Nicaro, y en el cual  abundaban el calor, el polvo y los mosquitos,  pero para mí aquella fue una experiencia inigualable.

Por el contrario el estreno del film, unos meses más tarde, fue algo decepcionante. El hecho de que fuésemos premiados en el Festival de Cine de San Sebastián y que las críticas generales, cubanas y españolas, alabaran tanto el trabajo de los actores como el de dirección, limitándose a dar un justo varapalo al pretencioso guión de Mario Trejo, no fue obstáculo para que los suspicaces y despiadados miembros de la censura del ICAIC decidieran que la película se retirara de la programación por contener un “mensaje subversivo”. Sin duda habían escenas que criticaban al sistema burocrático, pero  eran esos momentos los más interesantes y novedosos. Fausto fue instado a realizar algunos cortes a lo cual se negó. Así que, ya que la incipiente  “autocrítica socialista” aún no había sentado sus reales en Cuba, la "peli" desapareció del mercado. Tiempo más tarde supe que, a causa de su negativa a obedecer las directrices de Guevara, Canel había sufrido tantas presiones, persecuciones y hasta detención que hubo de abandonar la isla. Otro talento desperdiciado por las injusticias de aquel régimen totalitario.

Escena de Desarraigo. En Nicaro, con
Corrieri y Reinaldo Miravalles

A veces esta profesión es muy complicada. Tener que compartir escena con alguien que nos cae mal, besar con pasión a un galán con halitosis, hacer que salgan de  nuestras bocas textos que odiamos o conceptos que despreciamos forma parte de nuestro trabajo. No me era fácil decir, ante la cámara, cosas contrarias a mi ideología  con la suficiente entereza para hacerlas creíbles,  o vestir con naturalidad aquel uniforme verde olivo que con tanto encono había rechazado en mi vida real, pero el protagonizar Desarraigo dio un impulso gigantesco a mi carrera.


En primer lugar me nombraron Mejor Actriz del 65 por mi trabajo en la película,  además la revista Cuba me dedicó una portada y varias páginas interiores a todo color, con fotos de Osvaldo Salas, la Revista Romances, que milagrosamente aún existía, cada dos por tres me colocaba en su portada o me ofrecía amplios reportajes interiores.
Con Jorge Pais en  Música y Estrellas


La televisión me reclamaba con insistencia. Manolo Rifat y su programa Música y Estrellas, uno de los cuales fue dedicado íntegro a mí y a Jorge Pais, nos hizo el honor de nombrarnos la Pareja Musical del Año… Famosos directores como Cardentey o Joaquín M. Condal,  solicitaban mi presencia, Luego llegó la emisión de la comedia musical de Cole Porter Bésame, Catalina (Kiss me Kate), con Rosita Fornés, José LeMatt y Puño Valle, un exitazo por el que tuve unas críticas buenísimas.
.


Foto y crítica de Bésame Catalina

Era increíble lo que mi vida había cambiado en los años que mediaban del 1960 al 65 y, en medio de tanta euforia, de tanta angustia superada, de tanta gloria, mi visión de lo que sucedía en el mundo y sobre todo en Cuba, estaba totalmente mediatizada. Había pasado de un mundo de tinieblas y terror a una vida iluminada por focos de colores, proyectores, cañones y seguidores que me mantenían  deslumbrada. Cada nuevo amigo, cada nuevo éxito era como un cegador destello que comenzaba a  impedirme distinguir los contornos de las injusticias y barbaridades que se cometían contra el pueblo cubano. La miseria, el temor, las carencias de todo tipo  iban devorando la isla pero todo eso estaba fuera de mi capacidad de percepción. en aquellos momentos. 

Mis admiradores y  amigos incluso me conseguían zapatos y vestidos de los almacenes de Recuperación de Bienes Malversados, esos lugares donde se guardan objetos incautados a todo el que dejaba el país, desde nimiedades como bolsos, bisutería, recuerdos familiares, a cuadros de pintores insignes o valiosísimas joyas. Ese Ministerio fue creado y dirigido por el comandante rebelde Faustino Pérez el 3 de enero de 1959, tres días después del triunfo de la revolución. El gobierno aseguraba que su objetivo era actuar “contra los bienes de Batista, los de las personas o sociedades responsables de delitos contra la hacienda pública o individuos enriquecidos ilícitamente al amparo del corrompido poder público” pero la labor de incautación fue extendiendo sus tentáculos hasta abarcar a cada cubano que abandonara la isla, haciendo presa de todas y cada una de sus posesiones materiales, por muy humildes que estas fueran.
Pero como decía con anterioridad el estar trabajando para el INIT, hecho que me abría las puertas de esos restaurantes y cabarets en los cuales  ni siquiera sospechaba  que la entrada para los “cubanitos de a pie” estaba prohibida, me convertía, sin yo darme cuenta, en una privilegiada. Si, vivía obnubilada. Y así estuve hasta que descubrí, de la forma más cruda, que el gobierno había inventado, ese año 1965, un horror llamado UMAP,  al que dedicaré gran parte de mi próximo capítulo.


Próximo capítulo: Hablemos de la UMAP.

6 comentarios:

  1. Hola Yolanda...que interesante es para mi tu blog!
    Dios!...cuantos artistas hemos tenido en Cuba de los 60 y como casi todos tienen una historia muy triste.
    Yo soy gran admirador de Rosita Fornes. Me gustaria saber tu opinion de ella como persona y actriz aunque ya veo que las relaciones eran frias pero quiero entender que por gajes del oficio como tu dices.
    Tengo un recuerdo muy lejado de ti...yo era entonces muy chico pero las fotos que publicas me recuerdan aquel tiempo...Jorge Pais...muchos otros...Estuve pensando anoche hasta tarde en tu historia que se me asemeja a la Luisa Ma. Well...y tantos otros.
    Mi correo es Reygonzalez@abv.bg
    Me gustaria tener correspondencia contigo y si tienes mas fotos de La Fornes que si no te cuesta me las des para su pagina...Ya "secuestre" esa que esta aqui y la publique con el pie de foto original en su pagina de Facebook.
    No estas en facebook tu?
    Un abrazo y mis mejores deseos...desde Bulgaria!
    Rey Gonzalez

    ResponderEliminar
  2. Rosita Fornes/Yolanda Farr.
    Me gustaria hacer alguna aclaracion sobre Rosita Fornes que casi no se menciona aqui aunque respeto los motivos de la senora Yolanda Farr. Por aquella misma epoca, Rosita Fornes era la maxima atraccion del mundo del espectaculo en Cuba en donde era presentada como “La estrella de Cuba” o “La Vedette de Cuba”en teatros, cabarets y principalmente television donde tenia programas fijos. La fama de “La Fornes” venia desde muchos anos atras en su juventud donde ya habia sido titulada “Primera Vedette de Mexico, Primera Vedette de America y de Espana respectivamente” Rosa habia hecho peliculas en Cuba y Mexico. La fama de Rosita, su profesionalismo, versatilidad, belleza y calidad artisticas unidos a su decision de regresar a Cuba en 1959, rompiendo un contrato ventajoso en Espana la convirtio en un motivo de orgullo Nacional para los cubanos de la isla,pues Rosita defendia su derecho a la permanencia en la isla con su arte, glamour y estilos que nada tenian que ver con los nuevos tiempos en Cuba. Su imagen muy cercana al Glamour de Hollywood despertaba el interes del publico y muchos se preguntaban, Y esta mujer que hace aqui? Segun cuenta Rosa en sus memorias, en 1959 regreso de Espana a reunirse con su hija pues Batista el Dictador presidente la acosaba sexualmente y no le dejaba sacar a Rosa Maria para que ella (Rosa) regresase a la isla. El acoso de Batista fue el motivo por el cual Rosita Fornes en pleno apogeo artistico cancelara sus contratos ventajosos de espacios fijos en television y se marchara de una Cuba insegura para ella y Armando a Espana en 1957. La Espana de post guerra , no tenia la infraestructura para los lujosos programas de television que ella y Armando Bianchi pretendian exportar de Cuba por lo que Rosa se dedico a hacer Teatro en Barcelona y Madrid siendo figura central de las obras teniendo exito de publico y criticas.
    Despues del regreso a Cuba con la entusiasta acogida en la isla y exitos de sus presentaciones, los tiempos fueron duros para Rosita Fornes , pues fue criticada y humillada “aqui ya no hay estrellas” le decian los funcionarios del ICRT (Instituto Cubano de Radio y Television), le suspendieron programas de television de un dia para otro y sin aviso aun cuando tenian los niveles mas altos de popularidad y le censuraron canciones por la radio y television “ pues no tenian el mensaje para la nueva generacion de cubanos que se queria formar" Hasta le revisaban las pelucas en el areopuerto cuando se iba de giras internacionales (buscando dinero o joyas) ignorantes de que Rosita no tenia que escaparse pues es nacida en New York y de padres espanoles.
    El “Nuevo cine cubano” no a llamo Rosita Fornes hasta despues de 20 anos en 1983 cuando se estreno la pelicula “Se Permuta”. Muchos de los artistas de nombre de genaciones anteriores al 1959 se quedaron sin participacion pues ellos querian formar nuevos artistas que transmitieran una “nueva imagen” Despues las cosas cambiaron y vino una etapa de homenajes y premiaciones. Es cierto que se puso el traje de miliciana, canto canciones politicas como “Now” en ingles, “Por Angela” Y tambien es cierto que nunca fue chismosa como otros ni le hizo dano a nadie al menos intencionalmente y aunque siempre que salio al extrangero fue representando a Cuba, Rosa no ha sido militante del Partido Comunista ni se considera asi misma una agente de Castro segun menciona ella en sus memorias.
    Para concluir , no creo que Yolanda Farr (joven y principiante) y Rosita Fornes (ya consagrada y en plenitud de facultades)fueran rivales entre si, sin menospreciar o sobre valorar a ninguna de las dos. El gran rival de ambas fue el sistema creado en Cuba, que se opone al surgimiento de estrellas. Todo lo escrito anteriormente es solo mi opinion y sin animos de ofender an nadie.
    Mi nombre es Alfonso y vivo en Miami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfonso de Miami. Espero encarecidamente que leas estas lineas. He revisado esta instantánea buscando algo que pudiera ofender a Rosita Fornés o haber provocado en tí una reacción así. Tan solo afirmo en ella que nuestras relaciones, desafortunadamente, eran frias, lo cual es totalmente cierto. Como en la vida real, hay personas con las que conectas inmediatamente y otras con las que no. Muchas veces sin motivos. Siempre he admirado la labor de la Fornés y aunque desconocía cosas de su vida privada, me alegra que tú me las hayas contado. Quiero que sepas que admiro tu devoción por ella con un poco de envidia pero te aseguro que no debes interpretar la parquedad con que la menciono como una falta de respeto a su figura. Si has seguido mi blog desde el principio verás que es estrictamente una biografía, un relato de mi vida y, como tal, solo me extiendo en hablar de personas que me fueron cercanas. Por otra parte te informaré que, en esta profesión, todos los que tenemos la misma linea, somos rivales y muchas veces esa rivalidad hace que nos superemos. Eso no es óbice para que incluso seamos amigos, como me sucedió con María de los Angeles Santana. Repito; con Rosa no fue así, por los motivos que fuese. Te aseguro que siempre he respetado su labor y admirado su entereza. Espero haberme expresado claramente. ¿Sabes? es hermoso que sientas y conserves con tanto vigor tu devoción por alguien. Te admiro. Un abrazo
      Yolanda Farr

      Eliminar
  3. Hola Yolanda muy interesante tu blog y lleno de buenos recuerdos. Vivo en Miami ya hace mucho tiempo. Aun recuerdo aquel show de Tropicana.
    Sabes que es de Norma Reyes, vive en Cuba o Espana ?

    ResponderEliminar
  4. Pues lamento mucho no poder darte información alguna sobre Normita. Desgraciadamente, al vivir en España, perdí el contacto con muchas de aquellas admirables artistas y compañeras. Gracias por leerme. Un abrazo

    ResponderEliminar